Muros de Piedra: Un patrimonio de Viña del Mar

Los muros de contención de piedra fueron un elemento obligatorio para la urbanización de la complicada geografía Valparaíso y Viña del Mar en los siglos pasados, y forman parte de la herencia patrimonial de estas ciudades.

Tal vez los más notables en Viña del Mar sean los muros del Cerro Castillo que  contienen el corte generado para el paso del ferrocarril Valparaíso – Santiago. En Valparaíso, a su vez, cabe destacar los muros que se construyen bajo el Camino Cintura (Av. Alemania) que conecta a media ladera los barrios de los cerros porteños.

Cerro Castillo370

El aterrazamiento de terrenos en pendiente y el corte de las calles en un trazado que intenta ser ortogonal en una topografía de cerros, obliga la construcción de muros de contención, que hasta hace no más de 4 décadas sólo se construían con piedra de cantera.

De este modo, en los barrios que se desarrollaron en los cerros hasta la primera mitad del siglo pasado, la presencia de estos muros conteniendo terrenos a desnivel, conformando veredas elevadas o perímetros de propiedades entregó un carácter identitario a sectores como Las Colinas, Agua Santa, Recreo o Cerro Castillo en Viña del Mar. El uso de la piedra de cantera se extendió también a los muros de las viviendas, chimeneas y revestimientos. Este uso se mantuvo a través de décadas y se asimiló a los distintos estilos de moda en la construcción de casas, constituyéndose en una de las características de estos barrios.

2 muros

 

 

 

 

 

 

muro396

En la memoria de la última Modificación del Plan Regulador de Viña del Mar, que afecta a Recreo, el arquitecto Marcelo Ruiz reconoce varias “piezas urbanas” en que los muros de contención y zócalos de piedra, entre otras características, entregan una forma de emplazamiento típico de Recreo que ya no puede reproducirse debido a las nuevas tecnologías y modelos de negocio de los loteos actuales. Estas piezas urbanas, entonces, representan un momento histórico del desarrollo urbano de Viña del Mar, que no volverá a reproducirse.

*Fuente: Blog Ventana Verde, del vecino Claudio Alvarado